Polidipsia: complicaciones

Si tiene polidipsia nunca podrá sentirse saciado bebiendo agua, aunque consuma mucha más agua de lo debido, lo que puede conducir hiperhidratación o intoxicación por agua.

Si se superan ciertos valores de agua consumida, se produce una excesiva dilución del sodio en la sangre, una condición llamada hiponatremia. Los síntomas de la hipotatremia incluyen confusión, fatiga, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Sin tratamiento para restaurar el nivel adecuado de solución salina, se pueden producir edemas cerebrales irreversibles, coma, o incluso muerte.

Si la intoxicación por agua se trata a tiempo, la mayoría de las personas se recuperan completamente. Sin embargo, si sufre de polidipsia crónica, numerosos casos de intoxicación por agua pueden conducir a un daño significativo de los órganos vitales.