Polidipsia en perros y gatos

© Caroline Gilreath. Project 365 ~ 30Mar11 {89/365}; 365 Days of My Dog: 61/365Perro con polidipsia

La polidipsia es un aumento en el nivel de la sed. Es una condición que puede afectar a animales domésticos como perros y gatos. Suele ir acompañada de una producción anormalmente alta de orina (poliuria).

Si bien las consecuencias médicas graves son raras, su mascota debe ser evaluada para asegurar que estas condiciones no son un síntoma de una condición médica subyacente grave. Su veterinario querrá confirmar o descartar la insuficiencia renal o enfermedades hepáticas.

Síntomas

© Dave Dugdale. Cat Drinking from Sink - Canon T2iGato bebiendo agua potable

Los síntomas más comunes de estas enfermedades son el aumento de la micción, y beber mucha más agua de lo habitual. Generalmente no hay otros cambios de comportamiento.

Causas

La poliuria y polidipsia pueden ser causadas por una variedad de factores. Las principales causas incluyen:

  • Anormalidades congénitas. Pueden incluir la diabetes, una disminución en la producción de esteroides por las glándulas suprarrenales, y algunos trastornos raros.
  • Insuficiencia renal. Las enfermedades renales pueden ser congénitas, o pueden estar relacionadas con los tumores, el aumento de la producción de esteroides, el aumento de los niveles de hormonas tiroideas, electrolitos o trastornos hormonales.
  • Dietas bajas en proteínas.
  • Diuréticos. Los medicamentos que se prescriben para eliminar el exceso de líquido del cuerpo (diuréticos) pueden causar poliuria y polidipsia.
  • Edad. Un perro joven y activo es probable que tenga aumentos intermitentes en la sed y de la orina.

Diagnóstico

Su veterinario examinará a su perro para determinar los niveles reales de sed y de orina mediante la medición de la ingesta de agua y de la orina. Se compararán estos niveles de hidratación y micción con los normales, y se realizará una evaluación para asegurarse de que el aumento de la sed y de la orina no son signos de una afección más grave.

Las pruebas estándar se incluyen un hemograma completo, un análisis de orina y de imágenes de rayos X para descartar o confirmar cualquier problema con los riñones, el sistema adrenal y el sistema reproductivo.

Tratamiento

El tratamiento será muy probablemente en forma ambulatoria. La principal preocupación es que la insuficiencia renal o hepática puede ser la causa de un mayor consumo de agua o el aumento de la micción. Si estas dos preocupaciones se han descartado, y no hay otras condiciones médicas graves asociadas con alguna de estas condiciones, no será necesario ningún tratamiento.

El médico puede recomendar la limitación de agua, mientras que observe que su perro está bien hidratado. Los niveles de hidratación deben ser monitorizados durante y después del tratamiento, ya que la deshidratación también puede provocar serias complicaciones médicas. Si el perro está deshidratado, se pueden prescribir electrolitos.

Prevención

En este momento no se conocen medidas preventivas para la polidipsia y la poliuria.